La Vie en Rose: un poco de pop-rock femenino, gracias

1.
Harta estoy, de ver como escasean los elementos femeninos en las bandas. Lo que más me gusta en este mundo musical es ver a una chica aporreando una batería, rasgando las cuerdas de un bajo o guitarra y gritando letras desgarradoras que me pongan a bailar y sudar.

La idea de «la chica del grupo» ha echado raíces, como la imagen de una cantautora folk,  la corista o la guapa que da palmas. Pues muy bien… siempre y cuando la presencia de la mujer aporte un mensaje potente. ¡Un poco más de sustancia mujeril, por favor! Que hay muchas bandas femeninas que deberían estar llenando salas, en Madrid y en toda España, y siguen sin tener el apoyo, ni del público, ni de los programadores de conciertos. Si no hay nada mejor que una banda repleta de mujeres, diciendo unas cuantas verdades, metiendo caña a los instrumentos y dándole un poco de vida a la música. Menos Russian Red y más de Las Tímidas.

2.
Así que me alegro que haya un ciclo llamado ‘La Vie en Rose’ que, desde 2009, viene a poner las cosas claras: en Madrid hay grandes grupos femeninos, y grupos mixtos en los que las mujeres tienen voz y poder para atraer al público con una propuesta interesante.
En su tercer año, ‘La Vie en Rose’ nos cita para que los días 12, 13, 18, 19 y 20 de octubre, acudamos en masa al Fotomatón para poder ser testigos de las actuaciones de grupos donde la figura femenina está muy presente. Por tanto, le hemos pedido a Jose Manuel Gallardo, responsable de la programación del Fotomatón, que nos explique brevemente lo que se persigue con estos conciertos, y qué podremos encontrar en la edición de este año.

 Pop Radical: Los ciclos ‘La Vie en Rose’ llevan realizándose desde 2009. Ésta es la tercera vez que los presentáis. ¿Cómo ha evolucionado la propuesta desde su inicio?

 Jose Mª Gallardo: Pues ha evolucionado igual que lo ha hecho el Fotomatón, con mucho trabajo, esfuerzo y con la pasión que nos lleva a realizar cada uno de los ciclos que ponemos en marcha, con criterio, con rigor y con las miras puestas en dar la oportunidad a los grupos que consideramos más interesantes.

PR: En el 2011 no hubo edición, ¿qué ocurrió para que no se llevase a cabo? ¿Está siendo 2012 un año más fructífero para los grupos femeninos? Háblanos un poco de lo que veremos estos días.

JMG: El cominezo de 2011 fue un momento complicado para el Fotomatón, hicimos una reforma y, además, las personas que en ese momento se encargaban de la programación de la sala tuvieron que irse por motivos laborales y eso produjo un parón que influyó en todas las dinámicas del bar. Tras la reforma volvimos a coger la inercia, y después del verano de 2011 estábamos de nuevo en marcha. 2012 ha sido y está siendo un año de cambios, de adaptaciones y la música, con independencia del género de los artistas que la crean, tiene pinta de que nadie la va a parar. Eso es lo que creemos se verá reflejado en el ciclo.

PR: ¿Cuáles son las claves para que un grupo pueda formar parte de ‘La Vie en Rose’?

JMG: Pues es muy sencillo. La idea es que el grupo o solista esté liderado o haya un papel predominante en el grupo por parte de mujeres. Además y como premisa principal, tiene que resultarnos una propuesta interesante, con proyección y con algún matiz que nos atraiga y que encaje con la filosofía del Fotomatón.

Cartel del ciclo ‘La Vie en Rose’ 2010

PR: En Rusos Blancos, Tigres Leones, Hielo en Varsovia o Solletico -por citar algunas bandas de la escena madrileña- vemos que son las mujeres las que tocan instrumentos como la batería, guitarra o bajo. ¿Crees que sigue siendo, todavía, un poco chocante para el público? ¿Cómo crees que ayuda ‘La Vie En Rose’ a que se acabe con esa idea?

JMG: No es chocante o no debería serlo. Tenemos que acabar con las discriminaciones y normalizar todas las questiones de genero. En fin ,somos todos iguales, independientemente de nuestro género y de a lo que nos dediquemos, ya seamos músicos, electricistas, astronautas o psicólogos. ‘La Vie En Rose’ defiende y apoya eso. Adoramos la música y a los músicos, y este ciclo apoya a los artistas como todo lo que hacemos en la sala; si además ayudamos a cambiar la visión respecto a las mujeres en la música, estaremos dando un paso adelante, otro más para conseguir lo que el mundo necesita: tolerancia, respeto e igualdad. El día que no consideremos que sea necesario este tipo de iniciativas, será el día en el que hayamos conseguido nuestro objetivo.

PR: ¿Qué crees que puede aportar un grupo femenino a la propuesta musical madrileña? ¿La propia escena está preparada para hacer hueco a grupos 100% femeninos?

JMG: Yo diría que un grupo 100% femenino no se debe diferenciar en absoluto de uno 100% masculino, así que mientras la propuesta sea interesante debería contar con las mismas posibilidades que cualquier otro grupo, ya tenga chicas o chicos entre sus filas. La escena la preparamos entre todos, así que creo que tenemos que valorarlo todo con el mismo rasero. Personalmente te diré que Patti Smith, PJ Harvey, Madonna, Rihanna, Dum Dum Girls, Neko Case o Cat Power me parecen más interesantes que el 80% de los grupos de su mismo ámbito y, digamos, masculinos. Pero ese es solo mi criterio.

PR: Grupos tan dispares como Violeta Vil, Solletico, María Coma, Le Parody, El Palacio de Linares, Wave, San Marino o Thérèse se darán cita en el Fotomatón Bar, ¿Qué nos puedes decir sobre ellos? ¿Cómo habéis ideado la distribución de días y conciertos?

JMG: Pues idear un ciclo parece fácil, pero hay que contar con muchos factores, no todos los grupos que quieres que estén quieren o pueden estar. Dada la autogestión -ya que no hemos encontrado un patrocinador- nos vemos muy limitados a nivel de presupuesto y tenemos que contar con la implicación de las bandas casi de una manera desinteresada a nivel económico. Aun así y, sobre todo por eso, ésta es la programación que estamos orgullosos de tener y estamos entusiasmados con todos y cada uno de los grupos participantes.

PR: ¿Cuál ha sido la respuesta del público a la  programación? ¿Se ha notado un  aumento de la asistencia a los conciertos?

JMG: Pues siempre ha sido muy buen. Esperemos que este año, supernando la delicada situación económica por la que atravesamos todos, tengamos la misma respuesta. Tenemos esperanza.

PR: Al tener una gran variedad musical en el cartel, ¿crees que la idea de grupo femenino se asocia más a un tipo de música que a otro?

JMG: Pues tú misma lo has dicho: en el ciclo hay una gran variedad musical y en mi opinión es una pequeña muestra de lo que se está haciendo a nivel musical en este país, con lo que -salvando que sí es cierto que se suele emparejar por tradicón a la cantante femenina con estilos musicales más cercanos al folk– estamos ante una situación en la que esa tendencia ya ha cambiado.

¿PR: ¿Qué grupo, de los programados, destacarías como una propuesta a tener en cuenta este año?¿Cuál os hubiese gustado tener en estos directos?

Ainara LeGardon, estrella internacional en la presente edición de La Vie en Rose

JMG: Nunca me ha gustado hablar de lo que no ha podido ser, así que te hablaré de varias cosas de este ciclo que nos parece un sueño haber podido conseguir. Lo primero es la presencia de Ainara LeGardon, que siempre se había negado a participar en este tipo de ciclos y que, con un gesto que de nuevo destapa la independencia tan personal que tiene para enfrentarse a todo, ha decidido plantearlo de otra forma y apoyar este ciclo en concreto, cosa que le agradecemos mucho. Sobre las propuestas a tener en cuenta este año, estoy convencido que Le Parody o Violeta Vil van a dar más de una sorpresa en 2013, sus fórmulas musicales son muy personales y seguro que les esperan largas y fructíferas carreras. No quiero olvidarme del resto de bandas que igualmente están desarrollando carreras envidiables y sumando adhseiones costantes a su música, como son los casos de María Coma o Sollético o muy prometedoras sensaciones, cuando apenas están despegando, de propuestas como las de El Palacio de Linares, Thérèse, San Marino o Wave.

PR: Por último, nos gustaría que, en pocas palabras, nos describieseis el espíritu del proyecto como una llamada de atención al público madrileño para que no falte a la cita.

JMG: Nuevas tendencias musicales como Le Parody,  Violeta Vil o Thérèse, pop directo con Solletico, El Palacio de Linares o San Marino, intimismo con María Coma o Wave, y la furia de Ainara LeGardon. Ambiente único, apoyo y celebración de la igualdad, entradas a precios populares con consumición incluida. Emoción y Arte en estado puro.

y 3.
Para aquellos que quieran asistir, las entradas de cada evento cuestan 8 euros en taquilla, con consumición incluida. En el caso del concierto de Ainara LeGardon las entradas anticipadas se pueden comprar haciendo click aquí. Al terminar los conciertos habrá sesión de DJ «en clave femenina», siguiendo la misma filosofía de todo el festival.. Para más información, este el enlace al evento en Facebook.