Charlando con Miguel Stamp (III)

Hemos llegado al final de nuestra charla /debate con Miguel Stamp así que esperamos que os haya gustado mucho leer nuestras opiniones sobre lo que sucede en nuestro alrededor y lo que pasó y podrá pasar dentro de la música más independiente.

Miguel Stamp: Hay muchos grupos que ahora mismo se autocensuran. Pero es que no sólo pasa en la música, sino en el cine, la escritura…

Lachicadelpelotricolor: la manía de ser «estrictamente correcto»

Miguel Stamp: Yo noto mucho como ha cambiado todo con la radio. Tengo una radio en la cocina y antes me ponía y sonaba un tema detrás de otro y eran todos buenísimos.  Pero ahora he llegado a tal desesperación que me pongo Máxima FM. Es que ahora todas las canciones que escuchan, por ejemplo mis hijos que son jóvenes, son canciones que están llenas de sexismo barato donde las mujeres son todas putas.

Mario: Por eso ahora Las Vulpes no tendrían ningún sentido, porque los chavales de ahora están acostumbrados a escuchar todo el día y a ver este tipo de cosas.  Hay por tanto una dicotomía en la sociedad tan conservadora que tú  mencionabas, en la que ves que hay ciertas cosas que no toleran pero luego comparten vídeos en facebook de gran contenido sexual o violento. Por un lado está todo muy visto, y la gente está muy acostumbrada a cosas muy extremas, pero luego, sin embargo, si saliese alguien diciendo algo desagradable en la tele o no saldría o no tendría el mismo impacto.

Miguel Stamp: Es que no saldría, da igual, no hay programas ni ningún interés en que salga. ¿Cuánta gente cabe en el Juglar y cuánta en el Fabrik que se pone hasta los topes todos los fines de semana?  Compáralo con toda la gente que había en la pinchada de Halloween de Madrid Arena con Steve Aoki. Ahí puedes ver lo poco que representamos dentro de este contexto. Mi hija muere por entrar a Fabrik y tiene 14 años, si lo hiciese para ir a ver Sudor, sería el admereir de la gente.  Eso es lo que se ha generado.  Eso sí, en mi época si decías con 15 años que te habías colado en el Rockola eras el rey.

Paloma: El problema es ese que yo empecé a ir a concierto con 13-14 años a casas ocupas, entornos en los que nadie te pedía el dni para entrar. Ahora la máxima esperanza es que al concierto venga alguien que tiene 18 años y ya es muy mayor.

Miguel Stamp: En Inglaterra en los conciertos te dejan entrar con 14 años, si tu quieres pedir una copa si que tienes que demostrar tu edad. Por ejemplo Julian Cope daba conciertos para toda la familiar, cosa que aquí es impensable. Yo cuando tenía 20 años, Madrid las había pasado putas por la transición y  ETA ponía bombas continuamente. Algo se movía pero era como Manchester, como ollas a presión. La gente estaba enganchada a las drogas y era siniestra y divertida. La gente lo había pasado putas  y ahora la gente que tiene 20 años, que tiene de todo, y ha vivido bajo la idea del PP ahora no se mueven y se aburren con todo, porque todo ha sido muy fácil. Y qué haces, ¿te pones a contarle milongas a una niña de 14 años? Somos un oasis en medio de todo.

Mario: Pero habrá que salvar el barco con lo que hay ¿no? Hay que intentarlo.

Paloma: Yo no les doy por perdidos, no quiero desistir de esta idea.

Miguel Stamp:  Por ejemplo a mí hay un grupo que me encanta, que son Accidente  y me gustan sus letras y su actitud, son jóvenes. Pero hay gente que los pone verdes porque dicen que son medio hippies. A mí me parecen admirables porque cuando sacaron el disco me parecieron buenísimos. Un grupo nuevo que dice cosas interesantes y hay muchas gente a la que no le gusta por eso.

Mario: en general, a mi me parece que la gente se ha dejado llevar por la ironía general, por hacer broma de todo, y cuando alguien dice cosas que van más allá de lo banal, se le llama hippies o costras. Además, que se ve muy mla el tener una ideología o filosofía fija y defenderla a muerte. No todos los grupos tienen que tener grandes letras, pero…

a1773868028_10

Miguel Stamp: ¿Cuántos grupos del pop y el punk hablan de lo mal que estamos? Porque en Londres en la época del punk se sacaba un disco tras otro con letras buenísimas.

Héctor: En el punk si que se ve una cierta escena comprometida. Como por ejemplo OTAn, Crimen de Estado, Absurdo…En Madrid Silla Eléctrica, Obediencia. Pero es que yo, el punk que he vivido me ha dado una idea totalmente fuera del sistema.

Miguel Stamp: ¿ y en el pop? Porque la gente se está acostumbrando a que desaparezcan grupos y sitios donde tocar y no pasa absolutamente nada, no hacen nada por ello.

Héctor: Han ido metiendo un tranquilizante durante generaciones.

Miguel Stamp: La gente está atontada y por ello es necesario que siga habiendo gente que haga cosas y que no paren. Porque sino todo acabará. Hace falta una conciencia

Mario: Muchas veces el grupo no influye por las letras que dicen, sino por la actitud. Porque tu puedes decir muchas cosas pero depende de la actitud con las que la digas cambia todo. La manera de como moverte, de cómo organizar los conciertos y de cómo llevar tu música a la gente.

Miguel Stamp: Por ejemplo, a mí me encanta lo que hace Héctor con su música y con su fanzine ‘Amigo Blas’ porque me tiene algo que contar. Porque tiene conciencia y encima me río. Es el Cuttlas del siglo XXI. Lo leo y digo esta persona vive en el ahora y se puede reir de esas cosas. 

Paloma: Lo puede hacer porque no está en un medio y no tiene la presión.

Miguel Stamp: Ojalá estuviera en uno.

Héctor: Retomo lo de la llamada de El País a Sudor. Yo si me llaman para ofrecerme curro para hacer fotocopias les digo que si, pero para sacar a mi grupo no. Mi fanzine y mi música es lo que está a parte de toda la mierda que debo tragar en el día a día. El punk está alejado. No quiero vivir a través del punk, claro que hago música para que la gente la escuche pero no utilizarlo como forma de trabajo.

Miguel Stamp: A mí me gusta lo que hacéis, lo que saca Paramecium Records…es que vuestra escena funciona muy bien.

Héctor:  Yo creo que el Punk tiene cosas malas pero también cosas muy buenas, se ha creado una estructura creada sobre la pasión y la autogestión. Por eso quiero mantenerlo así. Por tanto, si alguien quiere sacarme, me gustaría que fuese en directo, porque ahí si que no se pierde el mensaje, pero sino no quiero formar parte de un artículo sobre música exótica para las grandes masas. 

cretino

Mario: Entonces, ¿de la escena punk qué trasladarías a la escena pop?

Miguel Stamp: La actitud y la gente. Funciona muy bien porque la gente tiene algo en común, es más fiel, se mueven mucho y se sienten dentro de una escena muy fuerte. Se auto editan.

Héctor: ¿Entonces tú crees que el pop independiente bebe del punk?

Miguel Stamp: Si. Es lo mismo, la independencia, la autoedición…en esencia es el ‘hazlo tu mismo¡. Lo que pasa que llega una marca y te paga y la gente se prostituye.  Hay por tanto una situación en la que la instantaneidad  nos hace volver para atrás y volver a hacer fanzines, vinilos de pocas tiradas… me parece muy bonito porque son cosas muy cuidadas y buenas. Hemos vivido años de grupos super producidos y de grandes discográficas. Por ejemplo, yo pensaba que The Smiths habían sido my felices y estoy leyendo la biografía de Morrisey y me está haciendo ver que todo fue muy triste, y el volver para atrás con la pureza y volver a hacer tu mismo los discos.  Que eso va a llegar a manos de gente que lo va a apreciar y que va a haber un feedback directo. 

lachicadelpelotricolor: lo que hay que hacer es que si te gusta la música, haces música u organzias conciertos, es apoyar también que se siga haciendo música. No sólo lo que tu haces.