La aventura de Madrid Radical: primera etapa

La aventura de Madrid Radical comenzó hace algo más de medio año. Tomando el testigo de los conciertos organizados en la sala Juglar, a medias entre LaFonoteca y Grabaciones Azul Alcachofa, Madrid Radical se planteó como el esfuerzo colectivo de Elena, Paloma, Tere y yo mismo, orientado dar una vuelta de tuerca más a lo ya practicado por la anteriormente citada Fonoteca Azul Alcachofa o las míticas fiestas de Aplasta tus Gafas de Pasta.
Madrid Radical (logo)
Ese matiz propio quisimos que consistiese, en primer lugar, en la organización de cada evento como una fiesta musical con entidad en sí misma. Hemos ido confeccionando carteles normalmente de tres grupos, que nos gustasen y cuya difusión quisiésemos apoyar; hemos contado además con DJs invitados, tanto amigos expertos a los platos dispuestos a amenizar la fiesta a cambio de unas cervezas, como músicos y agitadores culturales con ganas de ponerse detrás de los platos; ha habido siempre un aperitivo a la entrada, unas veces dulce, otras salado. Todo esto, en la sala Juglar, donde siempre nos tratan de maravilla, a los organizadores y a las bandas, que se benefician de uno de los recintos de este tipo con mejor acústica de Madrid y del conocimiento de un técnico, Mariano, que lleva más de una década buscando el mejor sonido para cada grupo. Además -gracias al interés de los grupos en participar de esta iniciativa- el precio ha sido siempre ser todo lo ajustado posible, para que nadie se perdiese a su grupo favorito y, sobre todo, para quien quisiera venir a probar y descubrir grupos nuevos, pudiese permitírselo.

El mayor éxito de estas fiestas Madrid Radical creemos que ha sido el empezar a ver, a mitad del primer ciclo, público que venía atraído por el concepto, que quizá no había escuchado más que de pasada a los grupos –y, a veces, ni eso- y se acercaba y pagaba gustoso su entrada para descubrir música nueva. Eso ha sido un gran éxito del que estamos orgullosos y que, cada vez que lo pensamos, nos pone enormemente contentos.

Otra gran satisfacción –y uno de los motivos por los que uno se complica la vida y se pone a montar fiestas y conciertos- ha sido la de conocer a tanta buena gente, a tantas personas entusiastas y agradecidas que, además, resulta que son algunas de las personas que hacen la música que más nos interesa.
Se puede decir, atendiendo a la calidad de los conciertos y a las reacciones del público asistente, que los carteles del primer semestre de Madrid Radical han tenido un nivel medio altísimo. Ha habido sorpresas, confirmaciones, presentaciones oficiales e, incluso, algún concierto que parecía imposible que se cerrase y, al final, se confirmó y fue un éxito –como fue el debut en directo de Tiempo Libre, que sirvió a la vez como su despedida; un concierto entera y eternamente especial-.

Empezando por el más reciente y terminando por el primero de todos –que fue fecha doble- estos han sido nuestros carteles de 2013:

Septiembre – El Pardo y El Último Vecino / Sangre y Violeta Vil
Junio – Narcoléptica, Juventud Juché y Sogorda y Surfea
Mayo – The Limboos y Persons
Abril – Teacher Teacher, Sudor y Alborotador Gomasio
Marzo –Alquitrán, Roldán e Islas Marshall
Febrero – Dubita Canova, Tiempo Libre y Cómo Vivir en el Campo
Enero – Raúl Querido, Le Parody y Algora / Hazte Lapón y Gúdar

El último cuatrimestre del año lo hemos encarado con un rearranque también doble, con cuatro grupos que, además de estar de actualidad, todos ellos cuentan con directos muy solventes y complementarios, para completar dos días consecutivos de fiesta radical y buenos conciertos.

madridradical_sept_cartelbueno

Con El Último Vecino, cúmulo de aciertos pop y el proyecto nuevo que más interés ha despertado este año entre los círculos independientes, en su primera visita a Madrid (y uno de sus primeros conciertos); y con El Pardo, combo de rock político con deje post-punk, que no ha parado de tocar y sonar en lo que va de año, y que dará el concierto previo a la esperada publicación de su primer disco.

Con con Violeta Vil, uno de los grupos más interesantes que han salido en los últimos años, capaces de hacer amalgama de estilos y querencias que van desde el rock más ruidoso a la música disco, pasando por la canción de raíz latina y el kraut más melódico; y con Sangre, exponente de la nueva y urgente escena madrileña, cada vez más politizada y airada, una banda explosiva que triunfaron en su debut y que confirmarán en este su segundo concierto.

Para mi este doble concierto es especial por un motivo añadido: a partir de octubre dejo la organización de conciertos dentro del colectivo Madrid Radical. El proyecto sigue, no sólo activo, sino que auguro su crecimiento, más sólido y vivo que nunca, de la mano de mis queridas compañeras Elena, Paloma y Tere.
Ellas saben que siempre podrán contar conmigo para echar una mano, pero en este momento siento y creo que Madrid Radical -probablemente la mejor de las iniciativas de este tipo en las que he participado- va a funcionar óptimamente con ellas al mando, y yo quiero probar a centrarme mientras en mis actividades al frente de Grabaciones Azul Alcachofa, así como otros proyectos personales, esperando siempre que entre la aportación de unos y otros, de personas y colectivos afines, sigamos luchando y consiguiendo mantener en tan buen momento, cuantitativa y cualitativamente, el underground madrileño y estatal.

A todos los que nos habéis seguido y apoyado, os queremos y os quiero decir: ¡GRACIAS!

Para terminar, os invitamos a disfrutar con este vídeo, que permanecía inédito, y que grabaron y editaron Nerea Ballesteros y Tristana Castilla, alrededor del segundo Madrid Radical, el que nos trajo el debut eléctrico de Dubita Canova, la confirmación de que Cómo Vivir en el Campo son uno de los mejores grupos de Madrid y, sobre todo, el único concierto hasta la fecha del mítico proyecto Tiempo Libre. Ojalá Juanma cambie de parecer y dé alguno más en el futuro. De no ser así, para nosotros ha quedado el mejor de los recuerdos. Éste:

Madrid Radical from Nerea Ballesteros on Vimeo.